Diócesis de Facatativá

Cundinamarca-Colombia

Buscar

Pastoral de Pequeñas comunidades grupos eclesiales de vida

comunidadesGrupos Eclesiales de Vida

Meta de la fase

Al finalizar la segunda fase de la segunda etapa del proyecto diocesano de renovación y evangelización los Grupos Eclesiales de Vida conocen, aman y siguen a Jesucristo único salvador, Palabra iluminadora y trasformadora de su vida personal y comunitaria.

LO QUE NOS COMPROMETEMOS A HACER

Fortalecer la experiencia existente Elaborar el material para los encuentros de los G.E.V.
Formar a los animadores nuevos y antiguos
Acompañar los grupos existente y conformación de nuevos grupos eclesiales de vida

Meta de segunda fase

Al finalizar la segunda fase de la segunda etapa del proyecto diocesano de renovación y evangelización los Grupos Eclesiales de Vida conocen, aman y siguen a Jesucristo único salvador, Palabra iluminadora y trasformadora de su vida personal y comunitaria.

Desde la realidad:

  • Comenzamos el quinto año de la experiencia de los Grupos Eclesiales de Vida, experiencia que es valorada por quienes participan de ellos, sus integrantes ven la importancia y el impacto que tienen en la sociedad. El acompañamiento de la experiencia, la formación de los animadores, la reunión mensual del párroco con los animadores, la búsqueda de nuevos líderes, no ha sido suficiente para sostener todos los grupos y el surgimiento de nuevos.
  • Los sectores o zonas pastorales han perdido elementos de su organización pastoral inicial, esto hace difícil la comunicación y la consolidación de nuevas experiencias comunitarias.
  • Los grupos que surgieron fruto de la semana de la fraternidad, dan el paso de “querer estar juntos” a querer ser juntos” es decir pasan de encuentros donde se destacaba el momento de relación, centrado en escuchar, gustar, amar y celebrar la Palabra de Dios, a hacer énfasis en la formación, centrada en conocer, amar y seguir a Jesucristo.

Desde el ideal:

  • Con el surgimiento de nuevos Grupos Eclesiales de Vida y los que se reúnen periódicamente para compartir la vida y crecer en la fe, es posible avanzar en la experiencia de comunión, ir creciendo en la conciencia de pertenencia e identidad con la Iglesia diocesana y conocer, amar y seguir más a Jesucristo único salvador, Palabra iluminadora y trasformadora de la vida personal y comunitaria.
  • Es necesario pasar de un pueblo disperso, con poco sentido de pertenencia a la comunidad, a la parroquia y a la diócesis a una experiencia más significativa de grupos que comparten la vida y crecen en la fe.
  • Es necesario pasar de un tímido y poco frecuente acompañamiento de la experiencia y de los animadores, a un acompañamiento sistemático y más organizado que garantice la formación y el sostenimiento de los grupos existentes.
  • Es necesario pasar de sectores pastorales que han perdido sus estructuras de comunicación y organización a zonas donde sus experiencias de encuentro susciten en las familias el interés y deseo de reunirse periódicamente en pequeños grupos.

Meta Primer Año

A finalizar diciembre 31 de 2013 la pastoral de multitudes CONOCE a Jesucristo único salvador, mediante la difusión y apropiación de las funciones en cada una de las parroquias que acompañan a la comunidad, motivando al pueblo a través de la ejecución del hecho significativo.

Meta del segundo Año

A finalizar 31 de 2014 el Pueblo la pastoral de multitudes AMA a Jesucristo único salvador, mediante la conformación de comités parroquiales encargados de animar a la comunidad en la participación en los hechos significativos.

Meta del tercer Año

A finalizar diciembre 31 de 2015 la pastoral de multitudes sigue a Jesucristo único salvador, mediante la promoción de los agentes de pastoral en sus sectores (Zonas Pastorales) que muevan el conjunto del pueblo de Dios.